UN AMOR EN BLANCO Y NEGRO.

Dos días antes de la Guerra Civil Española y tres días después de que comenzase la Huelga general revolucionaria de 1934 en Asturias, el 9 de octubre se convierte en una mañana de invierno llena de niebla blanquecina y frío que llega a penetrar mis huesos. El cielo está oscuro, son las siete de la mañana y aún es de noche. Salgo de mi casa en dirección a la estación de tren. Hoy marchó hacia Asturias. Me dirijo hacia este nuevo destino para defender mis ideologías inundadas por el color rojo, amarillo y morado. Y por ello alzaré mi mano gritando ¡Viva la República! hasta que un día me arrebaten la vida igual que a las trece rosas.

Voy en busca de oportunidades con él.  Felipe, mi querido Felipe. Desde que lo conocí­ el verano pasado junto aquel verde paisaje, supe que era el hombre de mi vida.

Cojo una bocanada de aire. Cuando espiro el vapor llega a mis ojos y no puedo ver con claridad. Es peor que si estuviera fumando un cigarrillo.

Aún no ha llegado nadie a la estación. Tan solo un señor alto y guapo.

– Buenos días.

– Buenos días.

En el ambiente se presencia un silencio incómodo. Sin embargo, de pronto se rompe cuando…

– Me llamo Paulino. ¿Y usted?

– Hortensia.

– Mucho gusto.

  • Encantada.
  • Hace frío esta mañana ¿verdad? 
  • Sí.
  • Si lo desea puedo ofrecerle mi abrigo.

–     No se preocupe, gracias.

Las 7:30 y el tren llega a la estación. Hoy he conocido a un hombre que ni siquiera sabía que volverí­a a ver durante el régimen franquista.

Yo solo pensaba en Felipe, en sus labios, en su pelo ¡Allí está!, suelto la maleta y voy corriendo hacia él, él viene hacia mí y los dos nos fundimos en besos y abrazos interminables

Felipe trae un regalo, una rosa blanca y un cuaderno. Yo no he traído nada, solo quiero estar con él para siempre, casarnos, tener hijos y guardar recuerdos, aunque solo sea la fotografía de momentos reflejados de un amor únicamente en blanco y negro.

En mi último aliento solo me queda decir que a pesar de todo, no me arrepiento de haber viajado ese 9 de Octubre hasta Asturias para permanecer el resto de mis días con el padre de Tensi, aquella rosa blanca que me entregó ese mismo día.

Alba Liberal Carballo 2º Bach. B.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s